no te intimida

Perú: ¿Quién es el próximo cabecilla de Sendero Luminoso a ser neutralizado?

Publicado: 2012-02-14

“Camarada José” opera en el VRAE, gracias a su relación con el narcotráfico y el apoyo de un contingente de cerca de 300 hombres, mujeres y niños

Lunes 13 de febrero de 2012

‘José’ o ‘Iván’ son dos de los alias de Víctor Quispe Palomino, el cabecilla de la facción de Sendero Luminoso (SL) remanente en el cocalero valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE). Según entrevista brindada a un dominical hace tres años ya, cerca de 300 hombres, mujeres y niños (muchos de ellos repartidos en varios puntos de la selva) integran su ejército, el cual ha dirigido estos años gracias sus hermanos Miguel Ángel Quispe Palomino (a) “Raúl” y Carlos Quispe Palomino (a) “Gabriel”. A ellos, se suma el camarada ‘Alipio’, una suerte de último cultor de la violentista ideología política de Sendero Luminoso y cuya presencia los terroristas pretenden señalar para desmarcarse del apelativo de “sicarios del narcotráfico”. Tras la caída de “Artemio”, acabar con SL en el Perú pasa por terminar con el accionar de “José” en el VRAE

INICIOS EN SENDERO

Quispe Palomino nació el 1 de agosto de 1960 en el distrito ayacuchano de Chuschi, provincia de Cangallo. Dos décadas luego de su natalicio, Abimael Guzmán Reynoso inició su demencial actividad con SL, el 17 de mayo de 1980, en esta misma localidad. Por lo que no es de sorprender que para ‘José’ el fusil y la subversión hayan signado desde siempre sus días.

Sus ocho hermanos y sus padres estuvieron relacionados con Sendero Luminoso desde su génesis en los ochentas. De hecho, de acuerdo a un reportaje de 2008 de “La República”, el padre de ‘José’, Martín Quispe Mendoza, murió en 1991 tras un enfrentamiento con efectivos del orden en la localidad ayacuchana de Nueva Aurora.

Asimismo, el ex estudiante de Antropología social de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga confesó en su última entrevista conocida haber tomado parte en la que quizá fue la más sanguinaria incursión violenta de Sendero. Con solo 22 años, participó en la masacre de Lucanamarca, en la localidad Santiago de Lucanamarca de su natal Ayacucho.

JEFE DEL VRAE

‘José’ está al mando de los remanentes de SL en el VRAE desde 1999, tras la captura de Óscar Ramírez Durand (a) ‘Feliciano’. El suyo es el denominado Militarizado Partido Comunista del Perú, que al día de hoy no ha renunciado a tomar el poder y cuyo discurso no es el de la “solución política a los problemas surgidos por la guerra popular” o el de la “amnistía general”, como fue el caso de ‘Artemio’. Al frente del llamado Ejército Popular Revolucionario de Obreros, Civiles y Estudiantes (Eproce), ‘José’ insiste en la posibilidad de una victoria armada para su causa y hoy reniega de los planteamientos de su otrora líder ‘Gonzalo’, que desde la prisión propone una solución política (al igual que el Movadef).

Quispe y sus hermanos se han encargado de montar un campamento itinerante que incluye una escuela popular, un centro de adoctrinamiento y entrenamiento militar para niños que engrosen las filas de esta facción senderista. Con televisión y teléfonos satelitales, fusiles y tiendas de campaña, ‘José’ ha sabido sobrevivir por la zona a lo largo de estos años. Financiado, claro, con el cobro de cupos a narcotraficantes, para quienes también brindan servicios de protección, acopio de personal y hoja de coca, elaboración y traslado de drogas a varios departamentos, según los expertos.

ATAQUES SONADOS

Hoy ‘José’ afirma que su grupo no realiza izamientos de banderas, sabotajes, amedrentamientos ni usan pasamontañas. Sin embargo, entre sus peores ataque figuran, entre otros:

La emboscada en Sanibeni (2 de octubre 1999) donde hubo cinco 5 muertos, luego de que atacaron un helicóptero con mandos militares. Entre los fallecidos, se contó al Capitán EP Eduardo Fournier. Él llegaba a firmar la capitulación de SL en la zona, que había negociado con el hermano de ‘José’, ‘Raúl’ (este había quedado fuera de sus huestes luego de colaborar con la captura de ‘Feliciano’, comandada por Forunier). Pero el helicóptero fue baleado y cayó, en lo que fue un complot coordinado entre los hermanos Quispe. ‘Raúl’ volvió a las filas de su hermano.

En junio de 2003, las huestes de ‘José’ secuestraron a 68 trabajadores y tres policías del campamento de Techint, en Toccate, que opera el gas de Camisea. A dos días del hecho, el cerco militar originó que los rehenes fuesen liberados y que los terroristas huyeran a diferentes puntos.

El 9 de abril de 2009, fueron emboscadas dos patrullas del Ejército en Sanabamba, distrito de Tintaypunco, Huanta. Murieron 15 suboficiales.

El único diálogo posible con ‘José’, según su entrevista de 2009, serviría “para que el imperialismo firme su acta de rendición aceptando que el partido triunfó y que toma el poder en todo el país”.


Escrito por


Publicado en