la vida no tiene precio

Narco tráfico en Perú: El Daño del Dragón

Publicado: 2012-03-29

 

La media tonelada de coca estaba acondicionada en papa prefabricada, pero el cargamento no era de exportación. Al contrario, había sido impo rtado de Holanda nada menos que al país de la papa.

Policía encuentra media tonelada de cocaína signada con símbolo del calendario oriental y camuflada entre pollos y papas. Un misterio por resolver. Es la primera vez que la Policía decomisa un cargamento de cocaína con el sello del mitológico Dragón Rojo.

El dato de los informantes era preciso.

Media tonelada de cocaína pura se escondía en un cargamento de papa congelada precocida, de la que se sirve en las pollerías, en la operadora marítima Tramarsa.

La mañana del martes 20, los policías de la División Antidrogas (Divandro) del Callao llegaron al terminal del primer puerto bajo el mando del experimentado general PNP Carlos Morán Soto. La sorpresa fue total.

–“La coca se hizo humo, jefe”, comprobó uno de los agentes.

El “datero” de la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin) era de fiar, pero el cargamento ya no estaba.

¿Es que acaso llegaron demasiado tarde y el gigantesco lote de droga ya iba rumbo a Europa?

Los agentes revisaron las guías de embarque y establecieron que la carga de papa precocida había partido de Tramarsa. Pero no por mar, sino ahí nomás, rumbo a Ate-Vitarte, a bordo de un camión remolque blanco de placa T1V-881.

Esa misma noche, los policías encontraron el pesado vehículo aparcado fuera del frigorífico Frío Polar, en la avenida Los Sauces 271, en Salamanca. Los policías se abrigaron como para el invierno ruso, pues debían buscar la droga entre el pollo congelado a 18 grados bajo cero.

Entre la papa precocida y el pollo, los agentes hallaron 17 cajas de cartón que contenían, cada una, 30 ladrillos de cocaína. En total: 538 kilos. Y cada paquete numerado tenía, como sello, la imagen del mitológico dragón rojo.

EL SÍMBOLO DEL CARTEL

Es la primera vez que se decomisa en el Perú un cargamento de clorhidrato de cocaína con el símbolo del dragón rojo.

Eso no significa necesariamente que la propietaria de la media tonelada de Ate es la mafia china del ‘Dragón Rojo’. Según la Policía, podría tratarse de cualquier cartel mexicano que utiliza al monstruo alado como sello de buen augurio en el ‘Año del Dragón’.

En las culturas milenarias orientales, el poderoso dragón, al igual que la serpiente, es considerado un animal de buena fortuna. En la antigua China, por ejemplo, era catalogado como el guardián de los tesoros, asociado a la fuerza. Un símbolo de poder y riqueza.

Podríamos estar, pues, ante un esotérico cartel de la droga o ante un capo nativo del ‘Año del Dragón’.

LA ‘ZONA CIEGA’

El dato del informante había sido correcto, pero la papa prefabricada no era un cargamento de exportación. Al contrario, había sido importada de Holanda nada menos que al país de la papa.

“Tenemos dos hipótesis”, explica el general Morán. “Una es que ese contenedor fue preñado (acondicionado de droga) por accidente. Es decir, eligieron el cargamento equivocado. Otra, que como no pudieron preñar la carga a tiempo, la sacaron del terminal para llevarla a Ate con el fin de camuflar la droga en otro cargamento y reexportarla a otro punto. Lo único cierto hasta ahora es que la coca fue cargada en Tramarsa”.

Las investigaciones policiales apuntan a que la media tonelada de cocaína fue dispuesta en la “zona ciega” de la bodega, sin cámaras de vigilancia, entre el 18 y 19 de marzo.

Tramarsa es la empresa portuaria privada más grande del país. Opera desde 1990 y brinda servicios de estiba y desestiba de carga, remolque, terminal de contenedores y de agencia marítima en todo el litoral.

Según el general Morán, este caso corrobora lo que es un secreto a voces: que los narcotraficantes trabajan en complicidad con elementos encargados del manejo y manipulación de contenedores al interior de las agencias.

“No es una novedad, pero es gravísimo”, reitera. “El grueso de la cocaína peruana sale por mar y no hay control alguno”, lamenta el jefe policial del Callao. “El poder corruptor del narcotráfico es muy fuerte. Compra a funcionarios encargados de este trabajo, como a policías y a agentes de aduanas”.

Para la procuradora antidrogas Sonia Medina, el drama radica en que ni los policías ni los fiscales tienen acceso a estos terminales portuarios. “La Policía y el Ministerio Público no pueden entrar a las zonas primarias, donde están los containers”, denunció Medina a CARETAS. “Estas empresas alegan que tienen sus propios mecanismos de control, pero ya vemos que son vulnerables. Se hacen de la vista gorda y es por eso que la cocaína sale en toneladas por el puerto del Callao. Urge un control sobre estas agencias marítimas”.

El movimiento de contenedores, entre el Terminal Norte y el Muelle Sur, sumó 1.4 millones de TEU (cada TEU equivale a un contenedor de 20 pies) en 2010; y el año pasado ascendió a 1.6 millones, según fuentes de Enapu.

La cocaína tiene su correlación directa con la apertura comercial. Según la DEA, su producción alcanzó las 325 toneladas métricas en 2010. De ese volumen se calcula que el 90% sale por vía marítima. Los burrier son apenas viejas anécdotas de titulares amarillentos. En el Año del Dragón, la fortuna zarpa en altamar. (Américo Zambrano de Caretas)


Escrito por


Publicado en