no te intimida

En Perú: Senderistas mantienen a 36 trabajadores como rehenes en el VRAE

Publicado: 2012-04-16

Se supo además que los plagiarios estarían exigiendo 10 millones de dólares, material explosivo y ropa

Martes 10 de abril de 2012

(Foto referencial: Archivo El Comercio)

Son 36 las personas que aún se encuentran secuestradas desde la madrugada de ayer por remanentes de Sendero Luminoso, se trata solo de varones. El plagio se produjo en el centro poblado de Kepashiato, en el distrito de Echarate, provincia de La Convención, Cusco.

Según informó el corresponsal de El Comercio en la zona, Ralph Zapata, un grupo de 400 militares y 200 policías realizan labores de patrullaje para dar con los rehenes. Ocho de ellos pertenecen a la empresa sueca Skanska y 28 a la compañía Construcciones Modulares.

Estas compañías ya han puesto las respectivas denuncias y según se pudo conocer, altos agentes policiales y militares recibieron un comunicado de los terroristas en donde estos estarían exigiendo 10 millones de dólares.

Justamente, la agencia Reuters da cuenta de que los secuestradores solicitaron además en su nota material explosivo, camisas y pantalones. Esta información es manejada con sumo cuidado por las fuerzas militares y policiales de alto nivel.

TRES LIBERADOS

En un principio eran 39 los rehenes, pero tres fueron liberados la misma madrugada del lunes. Se trata de una enfermera y una doctora que fueron enviados con un chofer en una camioneta.

El chofer identificado como Arístides Cruz comentó a Zapata que entre los aproximadamente 30 senderistas se encontraban al menos seis menores de edad de entre 14 y 15 años aproximadamente. En tanto, en Kepashiato, esposas de tres trabajadores piden información a Skanska sobre sus parejas.

El secuestro se produjo aproximadamente a las 4:30 a.m. del lunes cuando los trabajadores de las empresas se encontraban en tres hoteles. Los senderistas se los llevaron de esos locales.

El Ministerio del Interior solo ha emitido un comunicado oficial hasta el momento, fue ayer.


Escrito por


Publicado en